Las 7 palabras claves para un slow lifestyle

Seguramente cada vez más lees palabras como “orgánico”, “sustentable” o “ético”,  palabras que parecen estar de moda. La realidad es que, si bien muchos las toman como moda, para muchos otros estas palabras forman parte de su estilo de vida. Forman parte del cómo se conectan con lo que los rodea, de los valores por los que apuestan como seres humanos y de cómo la importancia del tiempo parece ser un factor común en su diario vivir.

Personalmente me considero parte de esta comunidad de personas que utilizan estas palabras como su estilo de vida. Y para que sepas diferenciar cuándo una de estas palabras es utilizada como una estrategia de marketing de cuándo realmente es una palabra cargada de valor, es que te invito a que conozcas el verdadero significado de cada una. Quizás te sorprendería saber que algunas de estas palabras las aplicas sin darte cuenta todos los días. O quizá algunas te llamen la atención y te dejen cuestionando el querer empezar a utilizarlas. Por eso, te invito a que las conozcas o entiendas mejor:

Sustentable

sustentable
Foto: Escuela sustentable

También utilizado como “sostenible” es un concepto que refiere a que una práctica pueda ser mantenida en el tiempo, sin explotar los recursos necesarios para la elaboración del producto o servicio del que se esté hablando ni perjudicar el medio ambiente. Por eso, se necesita de prácticas responsables y conscientes al decir que tal producto es sustentable.

Dentro de la diversidad de propuestas que trabajan bajo este concepto, contamos con la primera escuela sustentable de América Latina que se rige bajo este concepto de sustentabilidad. Su construcción esta realizada en su 60% con materiales reciclados, la generación de energía se da a través de paneles fotovoltáicos y cuenta con su propia huerta por mencionar algunas características. Su ejemplo de institución sustentable es tal que días atrás anunciaron su nueva escuela sustentable para el año que viene en Buenos Aires.

Orgánico

orgánico
Foto: Campo Claro

Básicamente se refiere a la forma en que fue elaborado un producto, siendo esta ecológica y natural. Cuando hablamos de comida orgánica o de una prenda orgánica, nos referimos a productos libres de químicos, hormonas, aditivos, y que en el cultivo de su producción no se utilizaron ni pesticidas ni tóxicos. Hay que tener en cuenta que no todos los productos naturales son orgánicos. Para darle seguridad al consumidor de que adquiere un producto bajo estos principios existen distintas certificaciones según el rubro y el país. En Uruguay la organización civil Red de Agroecología certifica que alimentos nacionales pueden considerarse orgánicos por ejemplo. Y en el rubro textil, existe el sello internacional GOT  (Global organic textile standard).

Dentro de las propuestas que trabajan bajo este concepto, existen productos locales con la certificación de la Red de Agroecología de ser orgánicos como los productos  Campo Claro. Creados en 1987 a través de un grupo cooperativo de mujeres del medio rural del Nordeste de Canelones quienes cultivaban hierbas de forma orgánica. Sus cultivos protegen el medio ambiente creando condiciones de trabajo más saludables para quienes trabajan la tierra (al no trabajar con tóxicos) y para el consumidor final (productos más saludables).

Fair trade (comercio justo)

fair trade
Foto: Manos del Uruguay

Se refiere puntualmente a la situación de las personas involucradas para la elaboración de cierto producto. Quienes trabajan accediendo a salarios justos, condiciones de trabajo adecuadas y realizando trabajos sustentables. Para darle seguridad al consumidor de que adquiere un producto bajo estos principios existen certificaciones, por ejemplo la WFTO (World Fair Trade Organization).

Si bien en Uruguay cuesta encontrar propuestas con este tipo de certificación, una propuesta nacional que es miembro de esta organización desde el 2009 es Manos del Uruguay. Manos le da trabajo a artesanas rurales, muestra transparencia de elaboración de sus productos (nombre de la artesana y lugar donde vive en sus tags) y fomenta prácticas de comercio justo dentro de otros 7 requisitos necesarios para poder formar parte de esta organización.

Eco friendly (eco amigable)

eco friendly
Foto: La Vigna

El prefijo “eco” hace referencia a lo ecológico. Por lo que cuando leemos la palabra “eco friendly” en un producto hablamos de productos que cuidan el medio ambiente y muchas veces son creados a partir de materiales naturales. Productos que contribuyen la conservación de los recursos naturales como el agua y los bosques por ejemplo. Hoy en día existen varias certificaciones alrededor del mundo para certificar que un producto puede considerarse eco o no.

En Uruguay existen varias propuestas que trabajan bajo este concepto, con una gran variedad de propuestas eco turísticas por mencionar un rubro. Un ejemplo es la posada de campo La Vigna. Una posada que trabaja desde la armonía con la naturaleza, cuenta con su propia huerta para la elaboración de platos saludables, artesanales y naturales y apuesta por el disfrute de realizar actividades al aire libre en un entorno natural.

Economía circular

economia circular
Foto: FEC

El término se utilizó por primera vez en 1980 a través de la literatura occidental describiendo un sistema cerrado entre economía y medio ambiente. Es una estrategia cuyo objetivo es aprovechar recursos (lo más sustentables posibles) aplicando el concepto de las 3R (reducir, reciclar, reutilizar).  De esta manera cada acción y recursos está continuado por otro de principio a fin, por eso el concepto de círculo.

descubrir propuestas con este término en Uruguay no es algo fácil, pero su interés crece cada día más. El pasado 7 y 8 de Setiembre se desarrolló en Uruguay el primer Foro de economía circular de latinoamérica. Un foro que tuvo como propósito inspirar, dinamizar y activar a la comunidad para impulsar la transición hacia la economía circular en Uruguay y la región.

Cruelty free (libre de crueldad)

cruelty free
Foto: Peonia

Cuando un producto es denominado “cruelty free” hace referencia a que ningún animal tuvo que ser maltratado para su elaboración. Son productos veganos que están en contra del maltrato animal para la creación de productos y del testeo de productos en animales para ver sus reacciones. PETA es la organización mundial más grande encargada de aprobar productos bajo estas características pero según el país donde nos encontremos existen otras certificaciones también para avalar un producto con esta característica.

En Uruguay existen propuestas de este tipo en diversos rubros. Un ejemplo es la marca de cuidado personal y para el hogar Peonia que crea  productos para el cuidado personal bajo la filosofía vegana al no testear sus productos en animales. Sus foco está puesto en el cuidado personal bajo propuestas artesanales creadas con ingredientes naturales.

Zero Waste (Desperdicio zero)

zero waste
Foto: Estudio Null

Se refiere a productos que no generan desperdicio en su elaboración. Hay que tener en cuenta que no es lo mismo un producto zero waste a uno titulado bajo “mínimo desperdicio”. En este segundo caso hablamos de un producto que genera si desperdicio, pero lo mínimo posible. Una acotación también para tener en cuenta es que un producto que sea reciclado o trabajado a partir del upcycling (transformar un objeto que sería descartado en uno nuevo agregándole valor) no necesariamente es un producto zero waste. Según en el rubro en el que nos encontremos existen diferentes formas de desarrollar desde una prenda zero waste hasta una receta en la que no se descarte absolutamente ningún ingrediente.

En Uruguay, Estudio Null es una nueva propuesta de indumentaria masculina y femenina con diseños creados a partir de este concepto de no generar ningún tipo de desperdicio. La creación de los diseños surgen a raíz del estudio de las posibilidad que se pueden lograr mediante la técnica de patronaje zero waste.

Leave a Reply