Una comunidad ecofriendly que fomenta la bici como medio de transporte urbano

Muchos son los detalles cotidianos que podemos empezar a cambiar para poder tener un slow lifestyle y ser ciudadanos más sustentables y amigables con el medio ambiente. Algunos de estos detalles pueden incluso tener un beneficio para nosotros mismos. Por ejemplo, el medio de transporte que elegimos para trasladarnos de un lugar a otro diariamente. Precisamente en este rubro, hay un medio de transporte que día a día gana más seguidores: la bicicleta.

Un medio de transporte que solo requiere de nuestra fuerza física para trasladarnos la distancia que queramos. Beneficiando nuestra salud con cada pedaleo que damos y evitando la contaminación sonora y ambiental que causan los transportes que requieren motor. Sumado a estos beneficios, la cantidad de vehículos que circulan hoy en día por las calles, la cantidad de semáforos y las cámaras que regulan la velocidad, posicionan a la bicicleta como un medio de transporte cada vez más conveniente.

Pero para algunos, este vehículo no es una opción por la creencia de que demoramos más tiempo, no podemos vestir ropa que no sea de deporte porque es incómodo, nos cansa mucho o transpiramos mucho. Y así dejamos que la bicicleta que tenemos guardada en nuestra casa o garage no haga más oxidarse y ser un objeto vintage de decoración. Sin embargo, hay muchas personas que van a trabajar todos los días en bicicleta, se trasladan más de 5 km por día en este medio de transporte y hasta pedalean usando tacos o plataformas. Demostrando que sí es posible sustituir cualquier medio de transporte por la bicicleta.

descarga
Foto: @chicasenbiciba

 

Un gran ejemplo de esto es la comunidad de ciclistas que apoya chicas en bici. Una plataforma creada por Lucía que demuestra cómo sí es posible adoptar la bicicleta como nuestro medio urbano sin tener que caer en la tentación de unas leggings o top de gimnasia a la hora de subirnos a la bicicleta. Y dando a conocer lugares y eventos, en Buenos Aires, que son para ciclistas o que cuentan con un espacio donde dejar la bici mientras disfrutamos de un rico brunch o after office.

Por eso acá les dejo las 5 preguntas que le hice a Lucía sobre este emprendimiento ecofriendly mientras disfrutábamos de un rico café orgánico en un lugar bike friendly en Palermo, Buenos Aires.

 

23101085_835893959913658_6671693869941260288_n
Junto a Lucía, creadora de @chicasenbiciba

1) cómo surge @chicasenbiciba?

Iba al trabajo en bici a diario, con mi bicicleta plegable que  subía en el ascensor para dejarla debajo del escritorio. La bicicleta nunca fue un obstáculo a la hora de elegir que ponerme todas las mañanas y me encanta ir con tacos, plataformas, usar las últimas tendencias.

Me pararon varias veces en la calle y en el ascensor era una pregunta recurrente, pero como vas así vestida en bici?, con tacos?, no transpiras?, te da miedo el tráfico?, usas casco?, entre otros miles de cuestionamientos. En eso me enteré (no era una chicas muy redes sociales) que había mujeres, no modelos, que mostraban moda en instagram. Fue en ese momento que se me ocurrió mostrar moda a través de la bici y por intermedio de redes una respuesta a esos interrogantes “del ascensor”.

2) la mejor anécdota en la bici?

No se si tengo una mejor anécdota, pero sin dudas el equipo “@chicasenbiciBA” que son amigas que se suman a la movida sustentable nos convertimos en lo más cara rotas posibles que vamos en bici a todos lados. La última fue que nos invitaron al abierto de polo de Buenos Aires y entramos con las bicicletas a la cancha, casi cambian los caballos por las bicis.

3) un tip para no caer en la tentación de la ropa deportiva al usar la bici?

Elegir la ropa según lo que vayas a hacer en el día, la bicicleta es algo secundario, es tu medio de transporte. Nadie se cuestiona que ponerse para subir al subte o colectivo, tampoco lo hagas para la bicis.

4) lo que todo ciclista debe saber al andar en bici es:

Que las cubiertas tengan aire, que los frenos funcionen bien, no olvidarse de usar casco, manejar por la derecha, respetar las señales de tránsito.

5) un mito para derribar:

El mito que transpiras en bicicleta, no es tan así. Moverte en bici en una ciudad implica ser un agente más del tránsito y eso con lleva a respetar las señales de tránsito. Por una cuestión de seguridad en cada esquina disminuis la velocidad o paras por ello la velocidad que maneja un ciclista urbano no es tal como para transpirar, no corres una carrera, es más bien un paseo. Les puedo asegurar que en el subte porteño se sufre muchísimo más el calor que en una bicicleta.

Leave a Reply